lunes, marzo 30, 2009

Carta que me mandó un lector imaginario para ayudarme a escribir

Siéntese, querida. Prenda la computadora. Respire la paciencia de su Windows XP anciano y rengo. Abra el explorador. Inicie sesión.

Chequee los mails, todas las casillas. ¿Sin novedades? Entre a Facebook, haga algunos quizzes, pierda el tiempo en alguno de sus juegos favoritos. Vaya a su perfil. Nada. Nueva pestaña, entonces. Sin firmas nuevas en el flog, sin nuevas actualizaciones en el Google Reader. Nadie interesante conectado al MSN. Definitivamente no le quedan muchas opciones. O apaga la PC, o se pone a escribir.

Se pregunta qué. Y por qué. Quisiera tener algo que escribir. Algo nuevo que contar, de una forma nueva y buena. Con buen timing, desarrollo, personajes, y un final sorprendente. Pero todo lo que encuentra en su imaginación es un reciclaje desordenado de ideas viejas con olor a bombacha sucia. Indígnese. Escarbe en su interior de amante de las letras y tejedora de cuentos con punto de macramé. Algo tiene que haber. Algo tiene que encontrar.

Recuerde. Usted estaba llena de sueños. Un blog donde la dialéctica entre autor y narrador desdibujara un tercer elemento sintetizante y autónomo que reflejara su persona como la luna refleja la luz del Sol. Un sueño con cinco caras en cinco días, con cinco historias que se conocían, independientes y entrelazadas por la teoría de los seis grados de separación. ¿Qué ha hecho con ese sueño? Nada. Como con la mayoría de sus ideas, y su potencialidad, lo ahogó en el abandono cibernético y real. Hágase un favor, quiere. Deje de preguntarse a dónde van las horas que no disfruta. Deje de sonreir ante proyecciones futuras de un yo sin neurosis y con diez kilos menos. Si sigue soñando así, se pasará la vida en sueños. Vea, esto va con todo el amor que le tengo. Usted sabe que no le deseo mal alguno. Hágase el favor, préndase un pucho y piense. Dése cuenta que no es tan difícil. Usted ya lo ha hecho antes. Es sólo cosa de volver a empezar.

Si al fin y al cabo, usted ya sabe lo que quiere hacer. Sólo le falta hacerlo. Sea valiente, Porte. Yo confío en usted.

6 comentarios:

BLUEKITTY dijo...

Pero con esas palabras dan ganas de sentarse y escribir algo! Muchas veces me encuentro en la cabeza con miles de ideas desordenadas, y una profe me dijo que simplemente agarre papel y lápiz y comience a escribir así no tenga sentido lo que salga de eso, de a poco se comienza. Paso a paso se llega. El tema es comenzar.

saluditos.

asi que esto es el sexo dijo...

"Siempre desear, nunca tener. Eso es lo que mata tu amor"

Uno que sabía mucho, pero mucho sobre escribir.

Lolita y El Profesor dijo...

¿Me permite una sugerencia?
Lo que le salga, como cuando chatea.
Deje que el inconsciente se manifieste.
¡Exprésese! ¡Dele! ¡Ahí, va! ¡Lo está haciendo muy bien! :)
Un saludo y mis respetos,

El Profesor

portenita dijo...

BLUEKITTY: Eso es lo que estoy tratando de aprender a hacer. Por algo se empieza, bien lo dijiste :)

asi que esto es el sexo: Me pregunto quién habrá sido... y me alegro que hayas seguido mi consejo ^^ Eso sí, me choreaste la presentación del blog!!! xD

Lolia y el Profesor: Las sugerencias son siempre bienvenidas, sobre todo cuando vienen de una pareja tan querible como ustedes.

Legion dijo...

Para escribir hay que tirar un cable para adentro, tenemos mucho material en cada momento miserable, cada momento de luz, cada tristeza, cada alegría... Cada sentimiento, es cuestión de tomarel pincel y pintarlo en letras. Si hay sentimiento, podrías escribir un libro tan solo mirando una hoja que se balancea por el viento.

Yemina M. dijo...

Te leo siempre y núnca firmé
hoy voy a hacer la excepción
me encanta cómo escribís
y adhiero en parte a esta carta

SUERTE DIVINA!