miércoles, agosto 12, 2015

Me toco pensando en vos

Cada noche que me acuesto a dormir, cierro los ojos y elijo en quién quiero pensar para masturbarme esta noche.

No se trata sólo de elegir un co-protagonista. Se trata de escribir su historia. Me gusta que mis fantasías sean reales, posibles. Pausibles de suceder.

Tomemos un ejemplo X, y hagámoslo masculino. Me imagino bajo qué circunstancias podría encontrarme con X: si me lo cruzo en la facultad, si nos encontramos casualmente en Gorriti y Scalabrini Ortiz, o si me invita a su casa a ver unas pelis y tomar cerveza. Me apasiona detallar cómo se va desarrollando el clima: la tensión sexual, el deseo tácito en las palabras, los posibles roces. Puede ser sutil, discreto, que la corriente vaya fluyendo hasta la cama; o puede ser crudo, autopístico, voraz. Depende del co-protagonista, y de ganas de qué tenga esa noche. A veces me toco pensando en abrazos de algodón, y a veces me atan contra un árbol de corteza.

Anoche tuve una nueva que me encantó. La comparto con ustedes:

Me vi en su depto (deconocido, imaginado), en el living precisamente. No sé cómo llegamos ahí. Tampoco importa. En algún momento se va a la cocina, a buscar más vino según mi guión. Ese es el punto clave en el que mi soledad momentánea me hace un click de deseo y decisión. Cuando vuelve, me ve parada de frente, mirándolo a los ojos, y como él es como yo quiero y no como es, entiende y se queda quieto. Devolviéndome la mirada, expectante y paciente.

SECRETA PORTEÑITA
Quedáte ahí...

Lentamente, comienzo a desnudarme. Él no me quita los ojos de en cima. Yo juego con la mirada; a veces se la clavo, a veces me distrae algún cierre relámpago, o un botón. Él tiene todavía la botella en una mano, cerrada, y el destapador en la otra. Yo me bajo el pantalón, me desabrocho la blusa (siempre es conveniente tener blusa en las fantasías), y sigo mirándolo. El silencio reina detrás de algún jazz que suena.

El corpiño desabrochado pende de mis hombros, inerte. Bajo los brazos y se resbala. Entre mi desnudez y yo sólo quedan las bragas. Me las bajo hasta las rodillas, me incorporo y, siempre fijándome en sus ojos, flexiono una para sacarlas.

Sólo queda el gancho en mi pelo de rodete de secretaria. Finalmente libre, la cortina indomable me cubre los hombros, y ahí sí que nos miramos largo y tendido. Él con vino y ropa, yo desnuda y blanca, salvo por mi pulsera de plata brillando en el jazz. A tres metros del otro.

Hay algo en mi desnudez y en la ropa del otro que me excita mucho. Quizás sea el propio cuerpo como un objeto de deseo de uno mismo. Quizás sea el desbalance de poder que implica. Quizás, la protección que puedo esperar del otro al verme tan vulnerable. No lo sé. Sólo sé que mientras él deja la botella de vino y el destapador sobre la mesa, y se acerca, las gotas de placer recorren mi entrepierna.


¿Y después?...

Aaah, bueno...

Yo ya hice mi jugada.
Supongo que el resto lo tendrá que descubrir.

23 comentarios:

Donato dijo...

Me encanta el ritmo de tus palabras, casi en cascada.
"El corpiño desabrochado pende de mis hombros, inerte." Fascinante oración.
Se respiró desnudez en tu texto, y eso es muy difícil de transmitir.
Me encantó.
Suelo, curiosa casualidad, permanecer vestido al lado de la mujer a quien he desvestido enteramente... Creo que es porque la siento como encarnación del deseo, y me gusta hacerla sentir así. Contemplada, deseada, vulnerable y poderosa a la vez, niña y puta.
Simplemente maravilloso.
Tu túnel conduce a hermosas sensaciones.

portenita dijo...

donato: Niña y puta a la vez me define. No me sorprende que usted lo encuentre.

Raul Ezequiel dijo...

Palabras exactas, sentimientos perfectos, y lo mejor del relato, el climax... lo que todo queremos saber... no lo decis... nos dejas volar... y eso es lo que mas excita... lo que mas enloquece...

Encendiste el fuego...

Portenita un abrazo...

portenita dijo...

Raúl Ezequiel: Hay veces en las que la dejo picando, y otras en las que me gusta entrar en detalles. Depende de a dónde apunte la veleta...

No sé por qué blogger le cambia la fuente a la mitad del posteo. Trato de modificarlo pero no quiere hacerme caso. Rebelde el blogger, resultó.

Color dijo...

Viste que contestar funciona? Me gustó el post, es difícil encontrar poesía entre los extremos de niña y puta, y la encontraste bien.

los de la generación LIA somos unos grosos, llegué a esa conclusión...

Saludos Portenita, nos seguimos leyendo

Anónimo dijo...

La fantasía que acabas de describir, la he tenido varias veces, esa sensación de vulnerabilidad que da el estar desnuda mientras la otra persona no lo está. Una de las cosas que más me calientan. Muy buen post.
Milagros

Noa dijo...

Yo me quede pensando en el vino que cepa era, de que bodega, si fue añejado en barrica o tonel, si era tinto blanco rosa tardío tempranillo en que terruño geográfico climático creció la uva, como se embotello, que tipo de etiqueta tenia, a que temperatura estaba, como era la copa, como estaba la luz del lugar....

El sexo me aburre, prefiero el vino...los borrachos siempre fueron mas recordados que los sexopatas...(?)

portenita dijo...

color: Es cierto! Fuciona de mil maravillas!! Descubrite la pólvora, hermano.
Y sí, evidentemente los de a generación LIA somos grosos, porque LIA es groso. Que se arme gomaaaa!!!

Milagros: Y si le estás haciendo un fellatio, ni te cuento... No sé por qué tanta humillación me excita tanto.

noa: Claramente era tinto. Los demás detalles, no puedo ultimarlos (la verdad que sé poco y nada de vinos). Pero un rico Malbec mendocino siempre es bienvenido... Y cómo es eso de que el sexo te aburre?! Sos Ezequiel de Robotech?? Evidentemente nunca tuviste un orgasmo entero...

ganesha dijo...

lo mejor de nuestras fantasias es que siempre tienen la dosis justa de control y humillación. la dosis necesaria para excitarnos.
pero la realidad cuenta con el factor sorpresa. pocas veces sabemos hasta donde va a llegar el otro. para bien o para mal. todo se torna impredecible. y eso tambien excita.

me gusta lo que escribís. parece que supieras como poner en palabras mis más oscuros deseos.

portenita dijo...

ganesha: Es cierto lo que decís. A veces el factor sorpresa puede ser excitante, pero puede tornarse complicado. Apoyo y ejerzo la exploración de la sexualidad, pero sí creo que existen límites (como ser, por ejemplo, la pedofilia). Sea como sea, gracias por tu comentario, sos más que bienvenida!

tedesnudasigual dijo...

me pasa igual eso de
"quizà sea el cuerpo como objeto de deseo de uno mismo"
Al final,lo hermoso d tocarse pensando en X.
es que llevamos el control de nuestros deseos y propios lìmites.

Paloma;* dijo...

Preciosa! volviiii!!! tenia rato de no pasar a tu blog x falta de tiempo, estoy acá!!!! Me encantóoo pero nos dejaste picados maaaaaaaaaal......... como siempre una piola con las letras
te mando mileeees d besos

Xaj dijo...

"siempre es conveniente tener blusa en las fantasías"

Será mi espíritu de barrio, pero las chicas en remera son siempre más hermosas q las que tienen blusa. Sale música cuando una remerita se desliza por el cuerpo de una princesa en remera.

"Sólo queda el gancho en mi pelo de rodete de secretaria"
Ud. si qe entiende de estas cosas.

Saluditos porteñita!

federicogauffin dijo...

¡Ejem!, ¡ejem!. ¿Cómo explicártelo? Me dejaste con la boca abierta y la garganta seca.

Oscar dijo...

Gorriti y Scalabrini... cerquita de casa. Lo leí y lo primero que pensé fue en el Club del Vino, ahí nomás por Cabrera. Después llegó la parte del vino y abrí los ojos. Despues escuchaba a Coltrane cuando nombraste el jazz.
Ahora estoy tratando de descubrir donde está escondida la cámara... y dónde estás vos. Ya las voy a encontrar a las dos...

Sebastián dijo...

Me gusto mucho, muy bien escrito.

Gabrielle dijo...

Buenas noches, porteñita! Me pasé muchas veces por tu blog, y tengo que confesar que leí todos los posts varias veces, encontrándome en más de una ocasión diciendo: puta madre! cómo puede ser que esta mina sienta/piense lo mismo que yo? Tan generales somos los seres humanos? o las mujeres? o las mujeres porteñas? O es pura coincidencia?
Siempre es un placer (un poco kinky, sí) leerte, y este post en especial me encantó (de ahí el querer postearte). Me gusta tu forma cruda de escribir, como hace sentir todo en carne propia, sin dejar de ser elegante.
Por otra parte, me parece genial que la gente comente, algunos con más y otros con menos tapujos, pero que todos se animen a hablar un poco más abiertamente de lo que fantasean, de lo que les gusta. La felicito señorita por el santuario que levantó. Y si no molesta, volveré a pasar y comentar. Besos!

portenita dijo...

tedesnudasigual: creo que dejarse llevar por el propio deseo es lo mejor que podemos hacer, sea en fantasías o en la "realidad"... (aunque, ¿cuál es la realidad?, ¿por qué una fantasía es menos real?)

paloma;*: ¡Mi lectora número uno! Gracias por tus comentarios tan buena onda de siempre, linda. Sos un amor! ^^ Ah!! Nunca te agradecí (ni lo puse) el premio que me diste en tu blog... :$ Perdón! La verdad que me da cosita andar exhibiéndolo por acá, nomás que me lo hayas dado ya me hizo muy feliz ^^

xaj: No sé por qué se me hace tan sexy desabotonarme los botones lentamente. Creo que es porque las mujeres, cuando hacen eso, me excitan terriblemente.

federicogauffin: ¡Bienenido!... No te puedo explicar la alegría que me da tener comentaristas nuevos ^_^
No sé por qué presiento que venís de Ciega a Citas. Ahora después me doy una vuelta por tu blog!

oscar: jejeje. Qué loco... Te juro que no hay cámaras más que en mi cabeza.

sebastián: Gracias :)

gabrielle: Muchas gracias!... Claro que no molesta que pases y comentes, al contrario, es todo un placer. A mí también me gusta esto que se arma de que todos se animen a hablar.

color: Sé que no volviste a postear, pero man, esto de responder los comentarios sí que funciona! Que se arme gomaaaa!

Bortol dijo...

Siempre te leo, sabelo... pero ahora que tenés novio elijo a veces disfrutarte en silencio....

Border dijo...

Joven Porteña, bellas palabras veo brotar de su imaginacion.
Espero que nos deleite con muchas mas.
Buen dia.
Besote grande.
Namaste.

portenita dijo...

Bortol: ah, bueno, me quedo más tranquila... pero qué te pasa?... No me digas que te pusiste celoso!...

border: Muchas gracias, y bienvenido :)

Enseñame_a_Aprender dijo...

guau

que de sensaciones y sentimientos que genero este post particular...

yo trabajo en camisa
y si es sexie

desabrochar los botones o que te lo hagan ..

es parte de la fantasia...

diana dijo...

Porteñita:
me gusta lo que escribís, y cómo lo escribís.
Me retrata, en partes, claro, no somos una sola.
Me calienta, claro, por eso.
Seguí escribiendo, tocame, con la lengua...

diana